The Token Times | Novedades sobre negocios y Crypto

¿Por qué razón nos llamamos The Token Times?

Un token es un grupo de información digital en una cadena de bloques que otorga un derecho a un sujeto particularmente, la tokenización es la conversión de los derechos de un activo en un token digital registrado en una cadena de bloques.
Entre las expresiones que se repiten con mucho más continuidad en el momento en que se charla de la novedosa economía y blockchain es indudablemente la de token. No todo el planeta sabe, no obstante, que se tienen la posibilidad de atribuir 2 significados diferentes y tantas características al término token, según el contexto en el que se utilice este término.
El token en criptomonedas
Como es natural el campo al que se se refiere para atribuir un primer concepto de token es el de las criptomonedas, en verdad partiendo del supuesto de que una criptomoneda es una “moneda electrónica” (si bien aquí indudablemente hay que reforzar el concepto de moneda, pero solo para simplificación se define como tal) apoyado en blockchain u otro libro mayor distribuido, precisamente tenemos la posibilidad de decir que todas estas criptomonedas (Bitcoin, Ethereum, etcétera.) tiene su registro de transferencias en el que se guardan los intercambios.
Los tokens son de todos modos fracciones de una criptomoneda emitida, que se intercambian entre clientes por medio de intercambios que se guardan en el registro antes citado. Sería oportuno determinar como “moneda” a esta clase de “token”, término que, más allá de que señala exactamente el mismo término (en el momento en que hablamos a criptomoneda o una fracción de exactamente la misma), de todos modos crea menos confusión.
En verdad, existe otro género de “token” asimismo llamado token, que, en contraste a los nombrados previamente, no posee registro propio, sino usa el registro de otra moneda. Por poner un ejemplo, por medio de los contratos capaces de Ethereum, alguno puede producir sus tokens, por servirnos de un ejemplo, con una ICO (oferta inicial de monedas) y registrar las transferencias similares con ese token en la cadena de bloques de Ethereum en vez de crear siempre las suyas propias. Estos “tokens” consiguen la denominación de token único.
Tokens que no tienen su cadena de bloques
Por ende, el token tiene exactamente las mismas especificaciones que la criptomoneda (seguridad y transferibilidad no censurable) pero no es “originario” y, más que nada, “de adentro” a la cadena de bloques donde se guardan las transferencias que le conciernen, sino representa el gemelo digital de un activo real, un derecho “Real”, pero que hay fuera del sistema blockchain.
Una diferencia agregada se expresa en visto que la emisión de tokens no es especialmente dificultosa: fundamentalmente es bastante redactar un contrato capaz en internet primordial de otra moneda, por poner un ejemplo, la red Ethereum. La creación de una exclusiva moneda, en cambio, es un desarrollo considerablemente más complejo, puesto que es requisito desarrollar un nuevo protocolo, hacer la mainnet, asegurarse de tener un hardware suficientemente fuerte para llevarlo a cabo “correr” y más que nada aguardar que alguien la use.
Con la promesa de haber aclarado esta primera diferencia y centrando la atención en el término token concebido como un token desarrollado usando una cadena de bloques de una moneda que existe, precisamente tenemos la posibilidad de decir que un token es un grupo de información digital en una cadena de bloques que otorga un derecho a un preciso sujeto. Como resultado, la tokenización es la conversión de los derechos de un activo en un token digital registrado en una cadena de bloques, donde el activo real y el token están conectados por un contrato capaz.
¿Qué es “tokenizable”?
Teóricamente, cualquier cosa puede ser tokenizable, tanto es conque más adelante no lejanísimo aguardamos una revolución real comparable a eso que fue el advenimiento de internet en la sociedad de la cual formamos parte: en verdad, la cadena de bloques asegura cambiar no solo todos y cada uno de los puntos de forma directa vinculados a las finanzas, sino más bien asimismo a los servicios públicos y civiles. Probablemente próximamente vivamos en una economía totalmente tokenizada, donde cada forma de almacenaje de valor y registro público va a estar representada por un token.
De momento, múltiples ámbitos experimentan con la tokenización, que se ha establecido no solo en el campo inmobiliario (con condominios de gran lujo habilitados para la tokenización en Ethereum) sino más bien asimismo en campos como las maravillas artísticas y el deporte. La fuerza de la tokenización de un activo reside en visto que es viable lograr que los activos líquidos de otra manera fuesen indivisibles, administrar activos enlucidos por una burocracia excesiva a través de la implementación específica del término de “democratización” de la composición accionarial. No solo eso, es viable digitalizar cualquier cosa explotando la elasticidad y seguridad del token para llevar a cabo una secuencia de ideas comerciales antes inconcebibles.
Término para la tokenización
En el ámbito inmobiliario, por servirnos de un ejemplo, la adquisición de una pequeña fracción de un inmueble asimismo deja a los pequeños inversores ingresar en un mercado que tiende a estar cerrado para ellos, sin recurrir a hipotecas y también intermediación por la parte de entidades de crédito.
Mismo término para la tokenización de ciertas maravillas artísticas, donde los competidores en subastas particulares han recibido cuotas digitales de la obra. Aun en el planeta del deporte, ciertas compañías decidieron administrar las resoluciones comerciales mediante interfaces descentralizadas que dejan la venta de acciones y derechos a apasionados de todo el planeta de manera rápida y segura, dando a los apasionados el beneficio de poder entrar a contenidos y servicios únicos. En otros campos, sus modelos se están tokenizando a través de la creación de recompensas destacables que consisten en tokens para promover las compras y fidelizar a los clientes del servicio.
Token, bolsa y economía circular
La utilización de tokens informáticos asimismo asegura ser de enorme herramienta en el campo bursátil. Ahora hay proyectos de tokenización de “bolsas de valores” con el avance de interfaces descentralizadas, o infraestructuras para el trueque de acciones, protegiéndolas de esta forma de manipulaciones diferentes a las “naturales” del mercado. Para incitar proyectos de este género, se empezó a valorar la tokenización de acciones de la compañía.
Otro aspecto primordial de la tokenización es la predisposición absoluta de esta revolución a la creación de una economía circular. En este momento se conoce que el modelo económico lineal “producción-consumo-desperdicio” que se apoya en la utilización de enormes proporciones de elementos y energía con relativo desperdicio de materiales que tienen la posibilidad de regresar a ponerse en circulación de manera fácil, está cada vez menos online con situación de hoy, y siempre deberá transformarse en una economía con la capacidad de poder coche-regenerarse, y la utilización de tokens y el desarrollo de tokenización representa la utilización especial del caso.

Deja un comentario