Estrategias de trading en criptodivisas: herramientas para invertir en ellas

Desde que el término «criptomoneda» entró en el vocabulario financiero, muchas personas se han sentido fascinadas por la idea de ganar dinero con ella. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Forex es un mercado lleno de trampas y si no se conocen los fundamentos, se corre el riesgo de ahogarse en él. He aquí, pues, una pequeña guía para aquellos que pretenden intentar ganar dinero comerciando con criptodivisas.

No sólo el bitcoin

Lo primero que hay que saber es que cuando hablamos de criptodivisas, no nos referimos únicamente al bitcoin. El sistema monetario creado por Satoshi Nakamoto es sólo el más famoso de los existentes en el mercado, así como el más fuerte en términos de valor, pero no el único.

Cada mes salen al mercado entre diez y quince criptomonedas. Su supervivencia depende de la capacidad de atraer a los inversores. Desde este punto de vista, es necesario estudiar bien las características de la moneda a la hora de decidirse a invertir en ella. El más importante a tener en cuenta es la capitalización bursátil. ¿De qué estamos hablando? Del valor a precios de mercado de todas las criptodivisas en circulación. En otras palabras, es la relación entre la cantidad de criptomoneda puesta en el mercado y el precio al que se negocia en euros/dólares. Cuanto mayor sea la capitalización del mercado, más fiable será la moneda en cuestión.

Desde este punto de vista, el bitcoin domina el mercado, pero hay otras criptodivisas como ethereum y ripple que pueden considerarse buenas inversiones.

Cuidado con las ICOs

Invertir en criptodivisas puede ser una buena estrategia siempre y cuando tengas claro que forex no te dará automáticamente ganancias millonarias.

Una de las trampas en las que suelen caer los traders novatos es sentirse atraídos por las ICOs. El término significa Oferta Inicial de Monedas. Es básicamente la oferta inicial de una criptomoneda. ¿Por qué no merece la pena invertir en él? Porque muy a menudo se trata de una burbuja financiera. Vamos a explicarlo con detalle.

Debemos partir de la base de que el código que permite ejecutar todo un sistema de criptomonedas, desde la creación de las mismas hasta el sistema de circulación, es de dominio público y puede ser descargado, modificado y ejecutado por cualquier persona, para crear su propia moneda virtual. Esto significa que cualquier persona con la concepción técnica adecuada puede crear una criptomoneda. Sin embargo, el éxito de una moneda, ya sea virtual o de papel, depende de su poder adquisitivo. Y aquí es donde entra la estafa relacionada con las ICOs. En la mayoría de las monedas que debutan en el mercado se reserva una parte del dinero en circulación, normalmente la primera, en beneficio de los fundadores. Cuanto mayor sea el porcentaje de la moneda producida antes de salir al mercado, mayores serán los beneficios para los fundadores. Dado que las monedas en el mercado son en su mayoría las que están en manos de quienes las crearon, una vez que venden su parte por oro, el sistema implosiona automáticamente, arruinando a quienes confiaron en esa inversión.

Por lo tanto, invertir en las ICOs no es una estrategia ganadora.

Las herramientas para invertir en criptodivisas

Una vez que hayas despejado tus dudas, veamos cómo invertir en criptodivisas. En primer lugar, debe elegir una plataforma de inversión adecuada. Hay tres en el mercado.

La primera es el intercambio. Son sitios que permiten intercambiar, comprar y vender criptodivisas. La compra es directa y el dinero se almacena dentro de la plataforma hasta que decidas retirarlo. El hándicap de este tipo de mercado es que no es el real, sino un submercado. Esto significa, en primer lugar, que no siguen las reglas estrictas de la bolsa real y que sólo se puede operar con personas que están presentes en esa plataforma y no en el mercado en general. La ventaja es la escasa diferencia entre BID (precio de venta) y ASK (precio de compra).

El segundo método para invertir en criptodivisas es utilizar las plataformas de negociación en línea a través de los CFD. El acrónimo significa Contrato por Diferencia e indica no la criptomoneda en sí, sino los contratos estándar que la representan. En la práctica, es un contrato entre dos partes, el comerciante y el corredor, que expresa la diferencia de precio de un activo del mercado. Esta diferencia se expresa entre el precio de compra y el de cierre multiplicado por el número de acciones especificado en el contrato. La parte compradora obtiene un beneficio si el valor del activo aumenta, y una pérdida si el valor disminuye. A la inversa, la parte vendedora realiza una pérdida si el precio del activo aumenta y una ganancia si ese precio disminuye.

La ventaja de este tipo de operaciones es, en primer lugar, la posibilidad de comprar a precios reales de mercado. En segundo lugar, la capacidad de utilizar el apalancamiento, aumentando sus márgenes de beneficio. El apalancamiento, para los que no lo sepan, es la capacidad de comprar o vender activos financieros por un importe superior al capital que se posee y, por tanto, beneficiarse de una mayor rentabilidad potencial.

Invertir en criptodivisas a través de CFDs es la mejor solución para aquellos que quieran dedicarse exclusivamente a la inversión.

La última herramienta para operar en el mercado de las criptomonedas es equiparse con un monedero. En este caso es necesario tener un ordenador con una gran memoria porque, además de instalar el software del monedero, hay que descargar toda la blockchain (es decir, la base de datos de las transacciones) para poder operar en el mercado. El sistema de monederos ha sido aprobado por bitcoin, pero todavía tiene puntos ciegos que no lo convierten en una forma segura de proteger el dinero. El principal problema de esta «hucha» es que la contraseña del monedero no es recuperable de ninguna manera, por lo que si la pierdes, también pierdes el dinero que hay en ella. Además, a no ser que tengas un ordenador sobreprotegido al estilo de la Nasa, eres más susceptible de sufrir ataques de hackers con la posibilidad de ver desaparecer tus activos.

Recomendaciones finales

Cerramos esta guía dando algunos consejos sobre las estrategias a seguir una vez que entre en el mercado de divisas. Debes tener en cuenta que, las criptomonedas tienen un valor volátil, por lo tanto, pueden perder o ganar valor rápidamente. Por esta razón, cuando decidas operar a través de ellos, debes tener en cuenta la tendencia de los gráficos de valor. También hay que tener en cuenta la cantidad de operaciones que produce el mercado y ajustarse en función del flujo de negocio. Cuanto más suben las operaciones, más fácil es que el precio se mueva.

Para los principiantes, es una buena idea practicar con una cuenta de demostración antes de invertir su dinero para evitar cualquier sorpresa desagradable.

Deja un comentario